Etiquetado: Yo

Ausencia

Extrañar con cada fibra del cuerpo, una sensación por completo nueva, desconocida. Extrañar a quien se sabe con certeza que va a volver; saborear de antemano el disfrute del reencuentro con las pequeñas cosas: el olor que es el otro, su boca deliciosa, la cercanía de un abrazo que es amor y completud. Extrañar es una medida de las cosas, de la porción que una presencia ocupa en un universo personal.

Extraño a mi soulmate estos días; me regodeo en esta ansiedad por su ausencia, la padezco un poco, aprendo a tolerarla. Redescubro este amor que me llena.

Foto via @amarazzi y su espectacular Tumblr Observando

Cuerpo

La sensación de que algo no funciona y falla, y tener que someterte a una invasión atroz -jeringas, ecografías, manos, camillas, radiaciones, diagnósticos.

Saber que el miedo -que a veces es un gran combustible- te paraliza por completo y te conocés, y no tolerás demasiado.

Sigue leyendo

Afterglow

El cuerpo tembloroso, erizado. Humedad desbordada entre las piernas. Una agitación en el pecho, en los párpados, los últimos estertores de un oleaje indescriptible. La cercanía de otro cuerpo en un abrazo delicioso, un murmullo de palabras enredadas en labios trémulos. La huella física del intangible placer.

Luz en una forma sutil y particular.

(Unas pocas líneas acerca del afterglow, esa maravillosa palabra que denota el resplandor posterior al orgasmo, y que no tiene traducción al español).

Foto: laclaux

Cuenta

Amar no es gratis.

Ser capaz de amar tiene que ver con tus aprendizajes del pasado, con las heridas que se transforman en lecciones, con dolores que lentamente drenaron para reconvertirse en verdades que no debés olvidar.

Pasado, presente, futuro: una trilogía imposible de desarmar, imposible no ser hoy gracias a lo que se fue antes, y que ambos determinen lo que serás.

Los que amé y no me amaron; los que sí supieron cómo hacer feliz a la mujer que fui; los que no se animaron, los que se equivocaron, los que me lastimaron, los que me trataron con cuidado, los que me dejaron ir. Todos ellos fueron parte de la construcción de la mujer que soy hoy, ahora capaz de entender qué necesita para ser feliz, quién puede dárselo y quién definitivamente no.

Amar no es gratis: se paga cada día, a cuenta de lo que está por venir.

Foto: Infinite Winter Photography

#happytogheter

Here

Todo

Me había olvidado lo que era sonreír con el cuerpo entero. Había olvidado lo que se sentía andar por la vida con liviandad, llena de una sensación de paz y bienestar.
Hay momentos de la vida que merecen ser congelados: nada mejor que estar aquí ahora.
Mi universo atraviesa un período de paz sin parangón en años pasados.
Si pudiera, detendría el tiempo para quedarme exactamente donde estoy hoy.

Estoy completa.
Tengo todo lo que necesito.

Foto: hello_baby