Dar

Hasta que duela. No lo que sobra, sino aquello a lo que te aferrás. Despertar de la frivolidad del día a día. Mirar alrededor con ojos de verdad. Agradecer por lo que se tiene sabiendo que otros no tienen la misma suerte o no han sabido aprovecharla. Sentir al menos un poco de compasión por el dolor ajeno. Ejercer el poder de uno, hacer la pequeña diferencia que para otros puede ser un mundo de diferencia. Despertar: las cosas están muy duras allá afuera, casi como nunca antes.

Es una obligación moral: ¿qué hiciste hoy para cambiar un poco el mundo?

Foto: fspugna

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s